Prosperity Life site, Sintete Bien, Vive Mejor, Prolife, plan de compensación, Sayab

La liebre y la tortuga

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida, así que para dirimir el argumento, de una vez por todas, decidieron competir en una carrera. Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre arrancó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante algún tiempo. Luego, al ver que llevaba mucha ventaja, decidió sentarse bajo un árbol para descansar un rato y recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se durmió. La tortuga, que andaba con paso lento, la alcanzó, la superó y terminó primera, declarándose vencedora indiscutible. Moraleja: Los lentos y estables ganan la carrera. Pero la historia no termina aquí: la liebre, decepcionada tras haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció sus errores. Llegó a la conclusión de haber perdido la carrera por ser presumida y descuidada. Si no hubiera dado tantas cosas por supuestas, nunca la hubiesen vencido. Entonces, desafió a la tortuga a una nueva competencia. Esta vez, la liebre corrió de principio a fin y su triunfo fue evidente. Moraleja: Los rápidos y tenaces vencen a los lentos y estables. Pero la historia tampoco termina aquí: Por su parte, la tortuga, tras haber sido ser derrotada, reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. Como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería. Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr sobre una ruta ligeramente diferente. La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. Mientras la liebre, que no sabía nadar, se preguntaba “¿qué hago...

¿Conoces a alguien que este buscando trabajo?

Un buen día, un discípulo llegó abatido y desmoralizado a contarte sus problemas a su sabio Maestro veracruzano…. Vengo, Maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Todos me dicen que no sirvo para nada, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar?, ¿Qué puedo hacer para que la gente me valore más? El Maestro, sin mirarlo, le dijo: Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Tal vez después…,   El joven estaba por marcharse, cabizbajo y muy triste, cuando el Maestro agregó: Si quisieras ayudarme primero tú a mí, yo podría resolver mi problema con más rapidez y después, quizás te pueda ayudar. Encantado, maestro, titubeó el joven, sintiendo que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.   Bien, asintió El Maestro, quitándose un anillo que llevaba en el dedo pequeño de la mano izquierda y se lo dio al muchacho, diciéndole:   “Toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete cuanto antes y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas”. El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo...

Eventos Prosperity Life del 24 al 28 de Septiembre.

Semana de eventos en el interior de la República Mexicana. Martes 24 Apizaco: Jesús Carranza 713 esq. Mariano Matamoros Miércoles 25 Estación Apulco, Hidalgo Jueves 26 Metepec, Hidalgo Viernes 27 Tulancingo, Hidalgo También Prosperity Life tendrá evento el miércoles 25 en Jose Maria Morelos, Puebla. El jueves 26 en Puebla, Puebla. El viernes 27 y sábado 28 en Tehuacan, Puebla. Para mayores informes comunicarse con el Ing Vicente Escobar al teléfono...

Hipertensión Arterial

¿Qué es la presión arterial? Popularmente conocida como “Presión Arterial Alta”, la hipertensión arterial es una enfermedad frecuente que no causa síntomas en la mayoría de los casos, pero que implica un elevado riesgo y puede tener diversas y severas complicaciones, por lo que es conveniente comprenderla muy bien.   Cada vez que late, el corazón impulsa la sangre que transporta oxígeno y nutrientes a través de los kilómetros de arterias y venas del organismo. La presión arterial es la fuerza ejercida por la sangre contra las paredes de las arterias. Todos necesitamos tener cierto grado de presión arterial para que la sangre llegue a todos los órganos del cuerpo.   ¿Cómo se mide la presión arterial? La presión arterial se expresa mediante dos cifras, por ejemplo: 120/80 ó “120 sobre 80” que es el valor más frecuentemente encontrado en la población adulta sana. Esto es así porque la presión que la sangre ejerce sobre las arterias no es siempre la misma. Se alcanza la máxima presión cuando el corazón se contrae (bombea). Entre latidos, cuando el corazón está en reposo, la presión desciende a su nivel más bajo. Tanto la presión máxima como la mínima son importantes, y por eso la medición tiene siempre dos componentes. Los Médicos llaman “presión sistólica” a la cifra más alta, y “presión diastólica” a la más baja. La presión arterial sana normal es inferior a 130/80 en un adulto  y se  mide  en  milímetros  de  mercurio  (mmHg).  Cuando  la  presión  sistólica  se encuentra entre 120 y 139, y/o la presión diastólica está entre 80 y 89 se considera pre- hipertensión. Se diagnostica...

SÍNDROME DE ESTRÉS, DEPRESIÓN Y ADICCIONES – SEDA

Junto con el Dr. Carmelo R. Nicotra, el Dr. Esteves trato a miles de pacientes y llego a la conclusión de que el 75% de la población padece de SEDA (Síndrome de Estrés, Depresión y Adicciones). Sus síntomas abarcan el sobrepeso, cansancio, depresión, deseo de dulces, harinas u otras adicciones, falta de concentración o memoria, falta de bienestar, estreñimiento y colesterol entre otros. Al Dr. Nicotra le llamo la atención en 1981 que la mayoría de sus pacientes depresivos agudizaban su depresión a media mañana y a media tarde. Cambiando el horario de ingestas, también cambiaba el horario de las crisis depresivas, de ansiedad y angustia. Esto lo llevo a estudiar sus curvas de glucemia y a detectar el SEDA. Todos estos síntomas se deben principalmente a una mala alimentación. Las carnes rojas y blancas, los embutidos, los lácteos, los azucares, edulcorantes artificiales y las harinas blancas generan múltiples enfermedades junto a otras causas. Estos productos constituyen los factores dietéticos más importantes que intervienen en la generación de casi todas las enfermedades, más aun cuando su consumo no es ocasional. Conjuntamente con el Dr. Hernán Salas, descubrieron la sistematización del diagnóstico y tratamiento de este trastorno con un grado de alta efectividad. Si bien las dietas son personalizadas según la enfermedad física y emocional del paciente, básicamente recomiendan lo siguiente: cereales integrales y sus subproductos, verduras de todo tipo, legumbres y sus múltiples derivados como la leche vegetal, el tofu y la carne de soja; semillas, hongos, algas marinas, condimentos saludables (como la sal marina), brotes, frutas frescas y secas. La afamada oncóloga y nutricionista suiza Dra. Catherine Kousmine (1903-1992) también sostenía que gran cantidad de enfermedades...

LÁCTEOS, EL GRAN VENENO PARA EL SER HUMANO

En su libro Los Lácteos y las Cien Enfermedades Que Provocan, el Dr. Esteves asegura que estos toman desprevenidos a quienes creen estar consumiendo algo natural y saludable: Difícilmente pueda encontrarse en la Naturaleza algo más perjudicial para un ser humano que todo lo que viene de la vaca. Y no me refiero solo a la carne y sus derivados, sino también a la leche, quesos y otros lácteos. Aclaramos esto porque es muchísima la gente que dejó  o disminuyó mucho la carne, creyendo que para compensar conviene consumir  más lácteos.  ¿El resultado? De mil pacientes oncológicos  atendidos, quinientos desarrollaron cáncer luego de hacerse ovo-lacto-vegetarianos y aumentar los lácteos. La Profesora Jane Plant, PhD, CBE, autora del libro Your Life in Your Hands (Tu vida en tus manos), fue diagnosticada de cáncer de mama a los 42 años. Era una bioquímica exitosa (ahora Jefe científica del British Geological Survey) y creía que llevaba una vida sana: Mis primeras sesiones de quimioterapia no tuvieron ningún efecto. El tumor seguía del mismo tamaño. Entonces suprimí los productos lácteos, cuenta la Prof. Plant. En solo unos días el tumor empezó a encogerse. Seis semanas después de haber suprimido los productos lácteos de mi dieta, palpe el tumor. Ya no quedaba nada, relata en su libro. Los médicos no podían creerlo. Ninguno esperaba que yo sobreviviera con mi tipo de cáncer al nivel que estaba (ya había invadido el sistema linfático). La convicción de Jane Plant de que los productos lácteos pueden causar cáncer viene del complejo químico de la leche, que descubrió gracias a su profesión. Ella no tenía un historial familiar de cáncer de...