Prosperity Life site, Sintete Bien, Vive Mejor, Prolife, plan de compensación, Sayab

Asistencia

Hoja Sen (Laxante Natural)

Los principales beneficios de este producto son los siguientes:

Las hojas y las semillas del sen contienen un 2%-3% de glucósidos antraquinonicos, conocidos como senósidos A y B; además, poseen mucilagos y flavonoides, que colaboran a su acción laxante, y una resina de acción irritante que puede provocar nauseas y vómitos a dosis altas.

Los senósidos son inactivos en su estado natural. Pasan sin alterarse por el estomago, y son parcialmente absorbidos en el intestino delgado, para después ser eliminados con la bilis. Al llegar al colon, son transformados químicamente por la acción de unas enzimas producidas por las bacterias intestinales (glucosidasas), que liberan la genina (aglicon), principio activo de la molécula del senósidos. La reacción química que se produce es la siguiente:

Senósidos (glucósidos) + enzima = genina (principio activo) + azúcar

Los derivados activos de los senósidos ejercen su acción laxante por dos mecanismos:

Estimulan la motilidad del intestino grueso, aumentando los movimientos peristálticos.

Disminuyen la permeabilidad de la mucosa intestinal, por lo que dificultan la normal absorción de agua que tiene lugar en el intestino grueso.

Asistencia

Los principales beneficios de este producto son los siguientes:

  • Coadyuvar en la prevención y tratamiento de problemas de estreñimiento (severo, moderado, por viajes, postparto e intervenciones quirúrgicas, etc.).
  • Auxiliar en los padecimientos relacionados con el estreñimiento, tales como obesidad,
  • Resulta de utilidad para evitar esfuerzos durante la defecación en pacientes hipertensos o con

Cuando éramos bebés, si comíamos tres veces al día, evacuábamos tres veces al día. ¿Porqué hoy ya no? Todos deberíamos evacuar el mismo número de veces que comemos.

Los seres humanos tenemos aproximadamente 6 metros de intestino delgado, en donde se mezclan los alimentos con los jugos digestivos. Conforme la acción del peristaltismo intestinal hace que los músculos de los diferentes segmentos del intestino se contraigan, el agua es absorbida por la mucosa intestinal, lo que ocasiona que el bolo alimenticio se vuelva pegajoso.

Como gradualmente se va deshidratando más y más, se adhiere a la pared intestinal y en las pequeñas “bolsitas” del colon se va quedando estancado y se endurece hasta que ya no puede pasar por los múltiples segmentos del tracto intestinal, impidiendo la absorción de los nutrientes que el cuerpo necesita. Estas capas mucosas adherentes, estancadas y generalmente de color oscuro, o negro, pueden tener una naturaleza crónica, a las que los especialistas de la salud llaman “placas mucosas”.

Una persona común guarda en su interior entre 4 y 22 kilogramos de material de desperdicio tóxico y nocivo en las paredes del intestino delgado e intestino  grueso, ese material tóxico fácilmente sufre de un proceso de putrefacción,  con la consecuente producción de otras substancias tóxicas perjudiciales y de gases fétidos. Debido al proceso de putrefacción se pueden producir muchas toxinas que llegan a la circulación sanguínea para diseminarse a todo el organismo.

Si usted le pregunta a algún Gastroenterólogo acerca de la Toxemia Intestinal, él le dirá la enorme cantidad de enfermedades que pueden afectar al cuerpo humano y que se originan por estas toxinas.

Pero ese material endurecido y acumulado durante tanto tiempo no puede ser fácilmente reblandecido, aflojado ni degradado, por lo que tampoco puede ser excretado de nuestro cuerpo y si puede causar la formación de los divertículos intestinales.

 

El estreñimiento y la toxemia intestinal pueden originar:

Dolor en cuello, espalda, hombros y abdomen, fatiga constante, disminución de la concentración mental, trastornos respiratorios, problemas de la piel (acné, psoriasis y eczema), aumento del peso corporal y/o dificultad para bajar de peso, deficiencias del Sist. Inmunológico, hipertensión arterial, colitis, artritis, prostatitis, y muchos otros problemas severos de salud.

Por esta razón, los distribuidores de PROSPERITY LIFE recomendamos iniciar cualquier terapia con una limpieza intestinal con Asistencia y Bienestar.

Pero hay algo más. La dieta normal hace que mucha gente guarde en el intestino hasta 8 o 9 comidas sin digerir y mucho material de desecho en el aparato digestivo.

¿A dónde va todo ese material de desecho? ¡Se adhiere y se acumula en la pared intestinal!

Cada día que pasa nuestras células van acumulando y saturándose más y más de esas toxinas que nosotros permitimos que se produzcan en el interior de nuestro cuerpo. Literalmente los alimentos se van haciendo rancios, se pudren y corroen nuestro cuerpo. Esas toxinas llegan hasta ciertas partes del cuerpo como son los senos, la próstata o el cerebro.

Dependemos del hígado para poder eliminarlas, pero el hígado no logra hacerlo debido a que tiene una tremenda sobrecarga de toxinas provenientes del intestino.

Algunas de estas toxinas pueden ser eliminadas a través de los riñones, la respiración o la piel, lo que puede ocasionar olores desagradables en nuestro cuerpo.

Pero existen otras toxinas en el interior, y cuando éstas no pueden pasar rápidamente del intestino grueso hasta el hígado, entonces son absorbidas hacia la circulación sanguínea y es cuando pueden llegar hasta el cerebro, los senos, la próstata y muchos otros órganos importantes.

Hace mucho tiempo que usted pudo haber empezado a  acumular esa placa mucosa en su interior ¡hasta más de 20 kilogramos de material de desecho estancado en su tracto intestinal!. Ahora es el momento para que empiece a deshacerse de esos kilos de materia putrefacta.

 

Dosis Recomendada:

Tomar uno ó dos comprimidos por la noche; puede tomarse con los alimentos.

 

Precaución:

  • Mujeres embarazadas y lactando deben consultar a su médico antes de usarlo.
  • No exceder de la cantidad recomendada.
  • No es necesario ingerirlo por periodos prolongados.
  • Por su acción estimulante sobre los órganos huecos abdominales recubiertos de fibras musculares lisas (especialmente vejiga y útero), no es recomendable su uso durante la menstruación, ni tampoco en casos de cistitis o de colitis.

En las alteraciones ano-rectales (fisuras, hemorroides, etc.) se debe usar con prudencia y a dosis bajas.

¿Quieres saber más?

Contacta nos