Prosperity Life site, Sintete Bien, Vive Mejor, Prolife, plan de compensación, Sayab

Siliver

Extracto de Silimarina, Extracto de Alcachofa, Extracto de Daucus, Extracto de Bolbo.

El hígado es el órgano encargado del metabolismo del cuerpo, así que cuando éste órgano se enfrenta con algún problema en su funcionamiento, ocurren diferentes alteraciones de salud.

Una gran parte de la población con sobrepeso presenta problemas de hígado, incluso sin saberlo, y esa es una de las razones principales por las cuales no logra perder peso. De hecho, la relación entre hígado graso, también conocida como esteatosis hepática, y exceso de grasa corporal ha sido descrita por muchos autores.

El hígado graso es un hallazgo clínico y anatomopatológico importante que consiste en el agrandamiento ligero o moderado del hígado debido al depósito de grasa en los hepatocitos. Además, cuando esta infiltración grasa se acompaña de actividad necroinflamatoria se denomina esteatohepatitis no alcohólica (EHNA).

El hígado graso no alcohólico es una enfermedad emergente que, se estima, afecta de un 30 a un 35 por ciento de la población general en México, proporción que se incrementa a un 55 ó incluso un 70 por ciento de los individuos con índice de masa corporal superior a 30; y puede progresar a cirrosis y sus complicaciones. Estas cifras pueden incluso ser mayores en la población diabética.

Siliver

Entre las principales causas de hígado graso se encuentran las siguientes:

  • Alcoholismo crónico.
  • Presencia de obesidad, diabetes mellitus tipo 2 o hiperlipidemia.
  • Nutrición parenteral prolongada (suero).
  • Derivación gastroyeyunal, que es una operación quirúrgica que elimina al duodeno y conecta directo al estómago con el yeyuno (una sección del intestino delgado).
  • Malnutrición calórico-proteica.
  • Ingesta excesiva de medicamentos (glucocorticoides, tetraciclina, ácido acetilsalicílico, etc).
  • Tóxicos hepáticos (alcohol, tetracloruro de carbono, pesticidas y plagicidas, DDT, metales pesados, sobredosos de acetaminofeno, etc.).

En algunos individuos el hígado graso no causa síntomas ni daño, lo cual agrava el riesgo al padecerlo. En otros casos, se puede acompañar de un agrandamiento del hígado (hepatomegalia), inflamación (esteatohepatitis) y fatiga. Las pruebas de función hepática suelen ser normales o muestran ligeras elevaciones de la fosfatasa o de las aminotransferasas.

El hígado graso puede progresar a cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer hepático. Estudios recientes indican que puede haber una fibrosis sustancial o cirrosis en un rango de 15 a 50 por ciento de los pacientes con EHNA.

En cualquiera de estos casos, los distribuidores de Prosperity Life estamos recomendando el aporte nutricional adecuado, la eliminación de las bebidas alcohólicas, y otros tóxicos responsables, y la ingesta de nuestro producto SILIVER.

 

Los principales beneficios de este producto son los siguientes:

  • Es un potente auxiliar como hepatoprotector con acción sobre cirrosis, hepatitis, hígado graso e intoxicación hepática.
  • Coadyuva a normaliza la glucemia (baja el azúcar en sangre).
  • Colabora en reducir la insulinorresistencia en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 que también padecen cirrosis.
  • Interviene favorablemente en casos de litiasis (piedras en riñones y vesícula).
  • Ayuda a proteger también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.
  • Puede ayudar a impedir el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos, y antiinflamatorios.
  • Tiene acción antioxidante en tejidos grasos, impidiendo la peroxidación lipídica.
  • Puede tener aplicaciones en la prevención del cáncer.
  • En los tratamientos del cáncer, puede ayudar a inducir la apoptosis, una forma de muerte celular de tejidos malignos.
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  • Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida.
  • Algunas personas que lo han usado aseguran que el SILIVER les ha ayudado a reducir los efectos de la “cruda” por abuso en el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Junto con el EQUILIBRIO, nuestro multivitamínico,  parece estar ayudando en El aumentar la producción de leche materna en etapas de lactancia.
  • El consumo de SILIVER puede ser de gran ayuda en los siguientes casos: envejecimiento, alcoholismo, enfermedades cardiovasculares (arterioesclerosis e hipercolesterolemia), hepatitis, inmunodepresión (incluyendo SIDA y síndrome de disfunción inmune y fatiga crónica, CFIDS por sus siglas en inglés.) y psoriasis.
  • El uso prolongado puede ayudar a desvanecer las manchas en el cutis derivadas de problemas hepáticos.

 

Dosis Recomendada:

  • Diluir 10 mililitros en un vaso con agua. Tomar una o dos veces al día. La primera dosis se toma en ayunas.
  • Para propósitos de prevención, tomar SILIVER 10 días al mes se considera suficiente, pero si el padecimiento, o enfermedad, ya está presente se recomienda su uso continuado hasta lograr la recuperación definitiva.

 

Observaciones:

No deben tomarlo personas que sean hipersensibles a alguno de los componentes de la fórmula

 

Precaución:

Mujeres embarazadas y lactando, y pacientes con VIH, deben consultar a su médico antes de usarlo.

 

Sinopsis sobre los Principales Ingredientes:

Extracto de Silimarina

El término Silimarina se refiere al extracto de las semillas de la planta Silybum marianum, también llamada “cardo marianoo cardo lechoso” y se ha usado durante más de 2,000 años, sobre todo en Europa, donde fue aprovechado normalmente para tratar las enfermedades del hígado, siendo allá en donde se han realizado y publicado la mayoría de los estudios científicos que se documentan:

  • Sus efectos antioxidantes
  • El tratamiento de la hepatitis crónica
  • El tratamiento de la cirrosis del hígado causado por el alcoholismo
  • El tratamiento del envenenamiento por comer hongos salvajes
  • El tratamiento que le ayuda al hígado no sólo a proteger sus células sino incluso a regenerar las que ya se han dañado.
  • Un extracto regularizado debe contener 80% de silimarina (el ingrediente activo). Los ingredientes activos de cardo mariano son químicos llamados flavonoides. Los flavonoides en el cardo mariano son silibina, silidianina y silicristina. Juntos estos se llaman silimarina.
  • La silimarina protege el hígado al actuar como un antioxidante, que supera en muchas veces la potencia de la vitamina E, y promueve el crecimiento de nuevas células hepáticas y ayuda a reparar las dañadas o lesionadas. La silimarina también ayuda con la digestión de grasas y parece inhibir la entrada de substancias dañinas en las células del hígado. Por tanto, ayuda a prevenir la cirrosis, la hepatitis y los cálculos de la vesícula biliar.

La medicina moderna ha demostrado que la Silimarina es un poderoso regenerador y desintoxicador del hígado, al actuar sobre el contenido de glutation del mismo e incrementarlo en aproximadamente un 35 % (el glutation es el responsable de las reacciones de desintoxicación).

También existen evidencias de que la Silimarina actúa para aumentar los niveles de glutatión en estómago e intestino.Ayuda a desintoxicar el hígado de sustancias químicas y contaminantes. Y puede ser beneficioso contra la soriasis, que se exacerba con un débil funcionamiento del hígado.

No hay ninguna evidencia de que la silimarina actúe directamente contra el VIH, sin embargo, algunos de los medicamentos que se utilizan en este caso (los llamados antirretrovirales ARV´s), pueden dañar el hígado. Es más posible que las personas que han tenido hepatitis desarrollen problemas del hígado cuando tomen ARVs. El cardo mariano podría ayudar a prevenir el daño al hígado. Además, varios ARVs pueden causar problemas del estómago y la silimarina puede ayudar en el tratamiento de la indigestión.

No hay interacciones documentadas del cardo mariano con los antirretrovirales. Un estudio del cardo mariano, realizado en personas VIH negativas no demostró ningún cambio en los niveles en la sangre del inhibidor de la proteasa indinavir.

En cualquier caso, asegúrese de informarle a su médico que usted está usando el cardo mariano.

No se conoce ningún efecto secundario serio del cardo mariano. Ni siquiera las dosis elevadas parecen tener algún efecto negativo. Sin embargo, algunas personas sienten malestar estomacal o tienen más gas estomacal cuando empiezan a usar la silimarina. Si esto pasa, se debe reducir la dosis y aumentarla gradualmente.

Algunas personas tienen una reacción alérgica a la silimarina. Esto es más común en aquellos que presentan alergia a otras plantas de la misma familia como la ambrosía.

 

Extracto de Alcachofa

El extracto de alcachofa es rico en cinarina, un bioflavonoide con la capacidad de estimular la producción de bilis en el hígado. Como consecuencia, existe una mejor digestión de las grasas y un mejor aprovechamiento de los nutrientes de la dieta.

Otro de los componentes importantes de la alcachofa es la inulina, un tipo de fibra dietética que de algún modo aún no descrito podría prevenir la acumulación de grasa en el hígado, permitiendo a las células hepáticas continuar con el metabolismo.

La alcachofa también estimula la formación de orina, de modo que es muy útil para el tratamiento de la retención de líquidos.

La eficacia demostrada del extracto de alcachofa es la acción hepatoprotectora, colerética y colagoga, esto quiere decir que protege al hígado, incrementa la producción y la eliminación de bilis favoreciendo el drenaje del colesterol malo y triglicéridos a causa de que contiene cinarina y luteolina. Por otro lado también contribuye a eliminar los malestares de indigestión en personas con trastornos digestivos y hepatobiliares.

 

Acción colerética/colagoga

La cinarina tiene propiedades coleréticas y colagogas, es decir, estimula la producción de bilis en el hígado y facilita posteriormente su vaciado en la vesícula biliar, lo que favorece la digestión de las grasas. La bilis, formada por sales biliares y colesterol, es secretada por los hepatocitos y se almacena en la vesícula biliar. Se excreta tras la ingestión de alimentos para metabolizarlos y digerirlos. Por acción de la bilis, las grasas provenientes de los alimentos oleaginosos y de las frituras son emulsificadas (fragmentadas en pequeñas moléculas), transformándose en microgotas que son degradadas por las lipasas pancreáticas e intestinales, quedando aptas para ser degradadas por las enzimas lipasas segregadas por el páncreas. La bilis prepara la digestión de los cuerpos grasos y más tarde se produce la digestión gracias al jugo pancreático, el único capaz de proceder a la degradación de las grasas. Las enzimas digestivas son segregadas por el páncreas y consisten en lipasas, colesterolasas, glucidasas y proteasas.

Se recomienda el uso de coleréticos y colagogos en caso de dispepsia no ulcerosa, es decir en los trastornos que se producen cuando no se digieren bien los alimentos y se producen digestiones lentas y pesadas, acompañadas muchas veces de aerofagia y ardores. También se aconseja su empleo cuando se prevén comidas copiosas o abundantes en grasas. Las plantas medicinales más utilizadas con estos fines son la alcachofa, el boldo, la fumaria, el rábano negro, la angélica, el hinojo, la milenrama y la menta.

 

Acción hepatoprotectora

El extracto de hojas de alcachofa es un protector hepático, debido a la acción captadora de los radicales libres que producen la oxidación celular. En pruebas experimentales se ha constatado que la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad resulta inhibida como consecuencia de la administración del extracto de hojas de alcachofa. A pesar de ello, y de sus cualidades antitóxicas, no está comprobado que la alcachofa favorezca la regeneración de las células hepáticas, como es el caso del cardo, pero sí es recomendable su empleo en caso de insuficiencia hepática y hepatitis.

 

Acción hipolipemiante

El extracto de alcachofa inhibe de forma indirecta la hidroximetil-glutaril-coenzima A-reductasa (HMGCoA-reductasa). Se ha comprobado que la actividad es debida al cinaratriósido y, sobre todo, a su genina luteolina. Además, aumenta la eliminación de bilis, lo que tiene un efecto coadyuvante y facilita el drenaje de colesterol.

Diversos estudios realizados recientemente con pacientes que presentaban valores séricos elevados de colesterol han demostrado que la ingestión de preparados a partir de extractos de hojas de alcachofa reduce el valor de colesterol total y cLDL.

Se considera adecuado un cambio en la alimentación cuando existen valores de colesterol total entre 220 y 300 mg/dl y valores de cLDL mayores de 150 mg/dl.

Antes de llevar a cabo una terapia medicamentosa con hipolipemiantes sintéticos se debe optar por modificar la dieta, adoptando una que reduzca la ingestión de grasas. Es muy aconsejable acompañar la dieta hipocolesterolemiante con la administración de preparados de hojas de alcachofa, así como controlar el peso y la tensión arterial y hacer ejercicio físico moderado.

El extracto de hojas de alcachofa es una buena opción fitoterapéutica por sus propiedades coleréticas, hipocolesterolemiantes, antidispépticas, antieméticas y espasmolíticas. Es destacable el potente poder antioxidante y de protección sobre las células hepáticas. La inhibición de la síntesis de colesterol nuevo, el aumento de la excreción biliar de colesterol y la inhibición de la oxidación de cLDL representan una acción triple para la prevención de arteriosclerosis.

La existencia de depósitos de colesterol en las paredes internas de las arterias conduce progresivamente a un estrechamiento de los vasos, lo que provoca un trastorno considerable del flujo sanguíneo. En consecuencia, se pueden presentar dolencias graves como angina de pecho, infarto de miocardio, apoplejía o trastornos de percusión en las piernas u otros órganos. Todo esto se puede evitar con la ingesta del extracto de alcachofa.

 

Tratamiento de la hipertrigliceridemia

Se considera que existe hipertrigliceridemia cuando la cifra supera 1,5 g/l en ayunas por la mañana. Suele descubrirse en análisis rutinarios efectuados a personas obesas, mujeres que toman anticonceptivos orales, diabéticos y pacientes con hipercolesterolemia. El incremento de la cifra de triglicéridos en sangre predispone a presentar patologías tromboembólicas y pancreatitis. El exceso en la síntesis de triglicéridos suele ser debido a la intolerancia a la ingestión de alcohol o a los glúcidos o al exceso de calorías en la dieta. Las medidas dietéticas consisten en suprimir el alcohol y realizar un régimen sin fruta, fécula ni azúcares y disminuir la ingestión de calorías. El examen debe repetirse al mes de haber adoptado estas medidas dietéticas. Además de medicamentos como las estatinas, se emplea la fitoterapia. Se usan plantas ricas en mucílagos, que disminuyen y demoran la absorción de los azúcares. Las más empleadas son la ispágula (Plantago ovata) y la alcachofa.

Algunos estudios recientes ponen de manifiesto que un tercio de la población mexicana puede presentar molestias dispépticas, un problema que afecta a muchas mujeres y varones a partir de los 35 años. Debido a factores como el estrés en el ámbito profesional y laboral, una alimentación desequilibrada y el consumo frecuente de comidas rápidas, se originan trastornos funcionales del sistema digestivo, sobrecarga hepática, saciedad y flato. Gran parte de la población presenta valores elevados de colesterol y triglicéridos. En todos estos casos está indicado el uso de los extractos de hojas de alcachofa, habitualmente en forma de cápsulas, un remedio seguro y bastante eficaz que sirve de complemento a otros medicamentos más activos y que tiene la ventaja de su reducido coste.

 

Extracto de Daucus Carota

Actúa en muchas personas como un excelente depurativo. Tomado en ayunas durante algún tiempo, es muy eficaz para combatir y curar las enfermedades del hígado e ictericia. Purifica la sangre, enriqueciéndola de glóbulos rojos, estimula el organismo, expulsa las lombrices intestinales y previene al organismo de muchas enfermedades, entre ellas la apendicitis, la tisis y la bronquitis, facilita le secreción de la orina, además activa la circulación de la sangre.

 

Extracto de Boldo

Estimula las funciones digestivas al aumentar la secreción biliar, y es diurético. Según diferentes estudios de laboratorio, las hojas de boldo han demostrado su poder curativo en diferentes patologías como espasmos gastrointestinales y desordenes de dispepsias. En la medicina brasileña se recomienda para aumentar los jugos gástricos.

¿Quieres saber más?

Contacta nos